Regiones naturales

Se diferencian tres sectores en referencia a los recursos naturales de los valles cordilleranos neuquinos.

1. Regiones Naturales de San Martín de los Andes y área de influencia.

2. Regiones Naturales de Aluminé y valle del Río Aluminé.

3. Regiones Naturales de Las Lajas y valle del Río Agrio.

 

 

 

 

 

 

1. Regiones Naturales de San Martín de los Andes y área de influencia

 

La localidad de San Martín de los Andes y Villa La Angostura están ubicadas en la región natural denominada Andina, subregión Húmeda Montañosa (Ferrer et al. 1990. Vol. I, Tomo 2, pág. 149).

Región Andina

Localizada en el extremo occidental de la provincia, se adosa a lo largo del límite internacional con la República de Chile.

Su rasgo distintivo, en contraposición a la región Extrandina, es su relieve montañoso modelado por la acción glacial. Por ello es frecuente hallar formas erosivas en sus tramos más elevados, tales como circos y horns, en tanto que en los valles es común la presencia de formas agradacionales tales como arcos morénicos y planicies proglaciarias. El relieve es abrupto ya que, si se exceptúa el fondo de los valles, las pendientes que prevalecen en los faldeos varían entre 30 y 70 % de inclinación, alcanzando valores superiores al 70 % en los tramos más escarpados.

Este sector cordillerano está integrado por rocas plutónicas y metamórficas, aunque en algunas zonas es importante la participación de rocas volcánicas, principalmente basálticas. Pero esta diversidad litológica virtualmente no ha participado en la formación de los suelos. Son las cenizas volcánicas postglaciales, capas de lapilli, o bien depósitos de origen glacial contaminados con arenas y cenizas volcánicas, los materiales originarios de la mayoría de los suelos de la región Andina.

La mayor parte de los valles en la región Andina están orientados de oeste a este, mediando entre su piso y las cumbres vecinas desniveles del orden de varios cientos de metros y en ocasiones hasta un millar.

En la región Andina las variaciones climáticas son muy marcadas. El tipo de clima varía de subhúmedo – húmedo a húmedo y perhúmedo, mediando entre estos dos últimos distancias de 20 a 30 kilómetros. Las precipitaciones se incrementan en dirección al límite internacional, desde los 800 milímetros hasta superar los 3.000 milímetros anuales; la temperatura media anual varía entre 11 y 8º C, la mínima media anual es de alrededor de 3º C; las máximas medias anuales oscilan entre 19 y 15º C  y el período libre de heladas es apreciablemente inferior a 90 días.

Subregión Húmeda Montañosa 

Se extiende desde el lago Aluminé hasta el lago Nahuel Nuapi. Posee una altura media de 1.500 metros y la altitud general de las cumbres es de 2.000 metros, sobresaliendo el volcán Lanín con 3.776 metros.

Las precipitaciones varían entre 1.000 y 3.000 milímetros con un fuerte gradiente creciente en sentido este-oeste del orden de 50 milímetros por kilómetro. Si se exceptúan las cumbres y el fondo de los valles, la vegetación dominante es el bosque denso en el oeste, con sectores de especies perennifolias y semidenso a abierto en el este, perteneciente a la Provincia Fitogeográfica Subantártica. En las altas cumbres la vegetación está caracterizada por elementos del Distrito Austral de la Provincia Altoandina. En el fondo de los valles la vegetación característica está integrada por diversas especies de Stipa, Poa, Festuca, entre otras, que en conjunto constituyen una estepa herbácea (véase Movia el al, 1982; Ower y col. 1983). En esta subregión predominan los suelos Dystrandeptes típicos, Vitrandeptes mólicos y en los sectores con drenaje restringido los Andacueptes típicos, Humacueptes típicos y, excepcionalmente, Medifibristes típicos, estos últimos únicos representantes de suelos orgánicos (Histosoles).

Clima

El clima es templado frío, con una isoterma anual media inferior a los 10ºC, máximas medias anuales de 16º a 18ºC y mínimas anuales de 3º a 6ºC. Los vientos predominantes son del cuadrante Oeste y Oeste - Noroeste y los meses primavero-estivales son los más ventosos. La región con mayor potencial productivo se encuentra ubicada entre las isohietas anuales de 600 y 1.500 milímetros, aunque se pueden exceder estos rangos con buenos resultados. La altitud de la zona varía entre los 640 y 1.300 m.s.n.m.. La localidad de Aluminé es la ubicada a mayor altitud (910 m.s.n.m.) y cuenta con un clima subhúmedo – húmedo, mesotermal (templado fresco con déficit de agua en verano).

Toda el área sufre sequías edáficas estacionales; desde este punto de vista es que los suelos tan permeables asociados al clima no permiten el cultivo en secano sino con muchos riesgos o magros rendimientos. El balance hídrico de la región señala un exceso de agua en los meses de invierno extendiéndose hasta el mes de noviembre, a partir del cual se manifiesta un déficit con consumo de agua del suelo. De acuerdo a los registros, la región presenta un marcado exceso de humedad durante los meses de invierno y un déficit hídrico en la época estival, que se vuelve más marcado a medida que se avanza hacia el Este.

 

 

 

 

 

 

 


Recopilación: Carlos Bustos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Recopilación: Carlos Bustos.

La precipitación se concentra entre los meses de abril y septiembre en un 75 %, como ocurre en las regímenes mediterráneos, y sólo un 25% de esta precipitación se distribuye entre los meses de octubre y marzo. Durante el período invernal existe ocurrencia de nevadas cíclicamente importantes.

La temperatura media anual en Aluminé es algo superior a los 10ºC, con una amplitud térmica anual de 14ºC, su temperatura mínima media anual es 3ºC, la máxima absoluta es 36.4ºC y la mínima absoluta –17.4ºC.

 

 

 

 

 

 

 

 

Recopilación: Carlos Bustos.

 

 

 

 

 

 

 



Recopilación: Carlos Bustos.

 

 

 

 

 

 

 


Recopilación: Carlos Bustos.

Existe el riesgo de heladas tardías y tempranas y eventuales heladas durante el verano. El período libre de heladas es inferior a los 90 días, por lo que toda actividad frutícola de carácter comercial debe contar con algún mecanismo de control de heladas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Recopilación: Carlos Bustos.

 

Resúmenes climáticos de San Martín de los Andes y Villa la Angostura
 

San Martín de los Andes. Resumen climático.

Fuente: Dirección General de Bosques Provinciales. 

Período: 1993 - 2004. 

 

E

F

M

A

M

J

J

A

S

O

N

D

año

 

Precipitaciones

24,8

26,7

51,7

65,9

114,8

262,1

137,8

91,9

86,8

85,4

50,6

21,1

1019,4

Temperatura Media

17,1

15,5

13,8

10,3

7,6

4,5

4,9

5,5

7,7

10,2

12,8

15,5

10,4

T. Máxima Media

21,9

19,9

19,5

15,1

12,1

9,4

9,6

9,4

11,8

14,5

17,7

20,4

15,1

T. Mínima Media

11,8

10,1

8,8

6,1

3,1

0,0

0,4

1,9

3,4

5,0

7,4

10,0

5,6

T. Máxima Absoluta

36,8

34,7

36,9

26,6

22,1

16,7

16,3

21,3

24,7

28,4

30,8

33,5

36,9

T. Mínima Absoluta

3,1

0,1

-0,4

-3,5

-4,5

-7,1

-6,1

-4,8

-3,6

-1,3

0,2

-0,2

-7,1

Días c/precipitación

4,9

4,3

8,0

8,8

14,0

16,9

13,6

8,9

12,0

9,4

6,9

4,5

112,0

Viento

7,3

5,5

5,4

5,1

4,3

3,9

4,3

3,4

5,5

6,0

6,0

7,1

5,3

ETP

157,1

120,0

98,0

62,8

41,8

26,2

28,4

40,3

52,3

69,4

105,7

141,3

943,3

 

24,8

26,7

51,7

65,9

114,8

262,1

137,8

91,9

86,8

85,4

50,6

21,1

 

Villa La Angostura. Resumen climático 

Período: 1993 - 2004 

 

E

F

M

A

M

J

J

A

S

O

N

D

 

  

Precipitaciones

63,7

44,5

77,8

141,3

207,8

362,4

249,6

226,3

144,3

139,8

123,1

67,7

1848,2

Temperatura Media

14,7

14,2

11,8

8,3

5,8

3,8

3,1

4,7

5,7

8,6

10,3

13,6

8,9

T. Máxima Media

23,2

23,2

19,6

14,5

10,6

7,4

7,5

9,1

11,6

15,6

17,2

21,4

15,2

T. Mínima Media

6,1

5,2

3,9

2,2

1,2

0,3

-1,0

0,4

-0,1

1,5

3,3

5,6

2,5

Mínima Absoluta

-2,5

-4,5

-5,0

-9,0

-8,1

-9,0

-10,5

-10,2

-8,9

-4,5

-4,0

-2,0

 

Días c/heladas

1,3

2,9

7,3

10,2

11,2

14,7

19,6

16,1

16,4

11,4

5,6

1,2

121,4

ETP

147,3

115,7

91,8

58,2

38,5

25,1

25,9

38,7

48,1

65,6

97,1

134,2

886,4

 

63,7

44,5

77,8

141,3

207,8

362,4

249,6

226,3

144,3

139,8

123,1

67,7

 

Suelos

Características generales

Los suelos dominantes derivados de la actividad de los volcanes cordilleranos son ácidos y con presencia abundante de alofanos (Andisoles). Su grado de desarrollo y lixiviación es variable. Hacia el este se encuentran modificados por transporte y mezclados con arenas o limos fluviales y coluviales (Etchevehere, 1972). Los cordones montañosos presentan suelos someros escasamente meteorizados, afloramientos rocosos o acumulaciones clásticas. Los suelos zonales pertenecen al grupo de los suelos forestales ácidos (Clasificación de FAO, 1968) y en los sitios más alejados de la cordillera, al de castaños y regosólicos; todos ellos asociados con suelos aluviales, semiturbosos y otros (Etchevehere, 1972).

Son suelos con características físico–químicas que determinan bajo potencial productivo; se encuentra en general un bajo contenido de nutrientes principalmente fósforo y oligoelementos y las texturas gruesas sumadas a la escasa profundidad de los perfiles limitan la retención hídrica.

Los suelos de mallín (azonales) son totalmente opuestos; cuentan con una importante acumulación de materia orgánica y alta humedad edáfica con importantes anegamientos semipermanentes.

En términos prácticos podemos señalar, en orden por sus mayores superficies, los siguientes suelos: litosólicos y regosólicos, suelos “zonales” de ladera (arenosos a areno francos, susceptibles a la erosión hídrica y eólica) y por últimos los suelos de acumulación, en sitios más planos, de mayor fertilidad y con características de hidromorfismo.

Vegetación

Las formaciones vegetales presentan las siguientes características, agrupadas según unidades dominantes:

Unidades más impactadas por su uso

Los mallines -o vegas- son los más impactados por la urbanización en San Martín de los Andes, desplazando las actividades agropecuarias hacia otras unidades. En toda la región el uso continuo de la ganadería genera sobrepastoreo y problemas de erosión tanto en mallines como en pastizales. 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Dirección Provincial de Tierras. Gobierno del Neuquén.

 

2. Regiones Naturales de Aluminé y valle del Río Aluminé

Clima

Aluminé cuenta con un clima subhúmedo – húmedo, mesotermal (templado fresco con déficit de agua en verano). La temperatura media anual es algo superior a los 10ºC, con una amplitud térmica anual de 14ºC. La temperatura mínima media anual es de 3ºC y el período libre de heladas es inferior a los 90 días. La temperatura máxima absoluta es de 36.4ºC y la mínima absoluta de – 17.4ºC. La precipitación media anual es de 934 milímetros, concentrada en los meses de invierno, como ocurre en las regímenes mediterráneos, y sólo concentra un 25% de esta precipitación distribuidos entre los meses de octubre y marzo. El balance hídrico señala exceso de agua en los meses de invierno, hasta noviembre, a partir del cual se manifiesta un déficit con consumo de agua del suelo. En la región los fuertes vientos primaverales y las frecuentes heladas deben ser consideradas en el desarrollo de ciertas actividades agrícolas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

Fuente: Dirección Provincial de Tierras. Gobierno del Neuquén.

 


 

 

 

 

 

 

 

 

Recopilación: Carlos Bustos.

 

 

 

 

 

 

 

 


Recopilación: Carlos Bustos.

 

 

 

 

 

 

 

 


Recopilación: Carlos Bustos.

Aluminé - Resumen climático.

Período 1993-2004.

 

E

F

M

A

M

J

J

A

S

O

N

D

Año

 

Precipitaciones

18,0

11,2

27,3

60,4

80,7

216,8

140,3

115,0

66,2

56,0

38,0

26,1

856,0

Temperatura Media

15,8

15,4

13,1

8,9

6,3

3,4

3,1

4,6

6,6

9,7

12,1

14,8

9,6

Temperatura Máxima

24,9

25,3

22,4

16,8

12,7

8,0

8,2

10,6

13,5

17,4

20,0

23,4

17,0

Temperatura Mínima

6,7

5,6

3,9

1,0

-0,1

-1,2

-2,1

-1,4

-0,2

1,9

4,1

6,2

2,1

Nº días c/heladas

1,2

1,3

5,0

14,3

16,1

17,2

21,2

20,4

17,1

9,4

3,2

1,1

127,6

Temp. Mínima Absoluta

-5,0

-7,5

-13,0

-12,5

-12,0

-15,0

-18,0

-17,0

-11,0

-6,0

-9,0

-3,0

-18,0

Pilo Lil

Dentro del valle del río Aluminé se encuentra el paraje Pilo Lil, con actividad productiva. De esta localidad se cuenta con registros pluviométricos, los que se muestran en el siguiente gráfico.

 

 

 

 

 

 

 

 


Recopilación: Carlos Bustos.

Pilo-Lil. Precipitaciones

Fuente: Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas. 

Período: 1993-2003. 

 

E

F

M

A

M

J

J

A

S

O

N

D

 

1993

15

0

10

28

223

209

140

157

13

49

13

62

919

1994

13

0

17

82

34

107

221

21

91

54

60

19

719

1995

11

16

19

36

11

252

111

137

12

4

0

0

608

1996

8

4

33

39

47

96

8

78

9

4

25

33

384

1997

28

0

44

82

70

125

53

69

0

52

58

11

591

1998

0

0

12

28

30

50

47

48

30

0

0

0

245

1999

0

0

28

11

33

210

63

146

51

0

0

7

549

2000

0

7

12

45

58

355

58

78

69

36

40

24

782

2001

69

0

21

18

219

354

256

149

70

123

0

0

1279

2002

3

30

43

61

79

111

36

248

165

187

0

0

960

2003

0

0

0

20

10

367

0

0

0

44

27

0

468

 

Promedio

13,4

5,2

21,7

40,9

74,0

203,3

90,3

102,8

46,4

50,3

20,3

14,2

682,2

Para mayor información consultar el capítulo II del texto: “Evaluación de las reservas naturales renovables del area Pulmarí y recomendaciones para su aprovechamiento sustentable”. INTA Bariloche. Ver artículo completo.

Suelos

La zona está comprendida entre los 1.000 y 1.200 m.s.n.m., con predominio de pendientes del 15 al 30%.

El área de Aluminé geológica y morfológicamente está constituida por basaltos, andesitas olívicas, brechas y aglomerados volcánicos, pertenecientes a las formaciones Palaocó, Newbery y Rancahué. Predominan las llamadas Terrazuelas y Laderas, generadas por los procesos geomorfológicos de remoción en masa, determinando escalonamientos característicos (Ferrer et al. 1982). El orden de suelo es el Molisol, que se caracteriza por la presencia de un horizonte superficial con apreciable contenido de materia orgánica, bien humificada e incorporada a la fracción mineral y de consistencia blanda cuando se seca. Otra características de los horizontes superficiales y subsuperficiales es una alta saturación con bases, con predominio de cateones bivalentes como calcio y magnesio. Predomina en el área el suborden Xeroles que presenta un acentuado déficit hídrico estival. Dentro de Xeroles se destacan:

Haploxeroles énticos: suelos drenados, profundos y a veces limitados por la presencia de fragmentos gruesos. Son franco arenosos a francos, débilmente estructurados. Son muy friables, carecen de niveles tóxicos de sales solubles y sodio intercambiable.

Haploxeroles ácuicos: son los denominados mallines o molisoles mal drenados, que permanecen por un largo período saturados de agua. Son suelos muy pobremente a pobremente drenados, de permeabilidad muy lenta del subsuelo, con exceso de humedad o cierto estancamiento continuo de agua, ocupan reducidas superficies dentro del área Aluminé, con pendientes del 1% y una alta cobertura vegetal con predominio de gramíneas bajas. El perfil es de textura franca, estructura migajoza fina débil en los primeros 10 centímetros y masiva en profundidad. Son suelos moderadamente profundos, a los 70 centímetros se contactan con la napa de agua. Son suelos ligeramente ácidos. Para la producción agrícola es recomendable realizar obras de drenajes.

Halploxeroles vérticos: pertenecen al orden Molisol de régimen de humedad xérico. Son suelos de lenta permeabilidad, no son salinos ni sódicos, con pendientes moderadamente pronunciadas, susceptibles a la erosión eólica e hídrica, que padecen el exceso de humedad o el estancamiento de agua. Su aptitud agrícola se ve reducida al pastoreo natural o a la forestación de protección, no comercial.

Los suelos predominantes son los haploxeroles énticos y ácuicos y son aquellos que presentan mejor aptitud productiva en lo que a cultivos intensivos se refiere, en la medida que la pendiente del primero sea moderada (Ferrer; Irisarri; Mendía. 1990).

Vegetación

Su vegetación es herbácea – arbustiva, compuesta principalmente por gramíneas, básicamente coirones (Stipa sp, Poa sp. Festuca sp.), neneo (Mulinum spinosum), cepa caballo (Acaena splendens). La cobertura natural del suelo es escasa, con frecuencia presenta sectores dominados por arbustos como la rosa mosqueta y algunas arbóreas y subarbóreas como el ciprés, maitén, chacay, espino negro, entre otros). Los mallines están poblados de tréboles y gramíneas.

Información complementaria consultar en Capítulo III de “Evaluación de las reservas naturales renovables del área Pulmarí y recomendaciones para su aprovechamiento sustentable”. INTA Bariloche. Ver artículo completo.

3. Regiones Naturales de Las Lajas y valle del Río Agrio

Clima

Características generales

De acuerdo a la clasificación realizada por el Consejo Federal de Inversiones (Ferrer et al. 1990. Vol. I. Tomo 2. Pág. 153) sobre las regiones naturales de la provincia del Neuquén, la región del alto valle del río Agrio responde a la región Extra Andina, Subregión Subhúmeda de Planicies, Colinas y Serranías. El clima en esta región es subhúmedo seco, con un déficit hídrico que se acentúa de Oeste a Este, pasando de un paisaje de estepa herbáceo – arbustivo a otro francamente arbustivo y ralo.

 

 

 

 

 

 

 

 


Recopilación: Carlos Bustos.

Las precipitaciones anuales varían de 150 a 300 milímetros, el déficit hídrico oscila entre los 200 y 600 milímetros anuales.

 

 

 

 

 

 

 

 


Recopilación: Carlos Bustos.

La temperatura media anual está entre los 10 y 14 ºC, las máximas medias anuales entre 16 y 23 ºC y las mínimas medias anuales entre 3 y 5 ºC. Los registros de temperaturas máximas absoluta es de 40ºC y la mínima es de –16ºC.

 

 

 

 

 

 

 

 


Recopilación: Carlos Bustos.

El período libre de heladas es de 90 a 180 días, registrándose el mes de julio con la mayor cantidad de días con heladas, aproximadamente 18 días al mes. Junio, julio y agosto son los meses con menor temperatura media (alrededor de 4ºC).

 

 

 

 

 

 

 

 


Recopilación: Carlos Bustos.

Los meses más ventosos son octubre, noviembre y diciembre. Los registros indican velocidades medias entre 15 y 19 kilómetros en la hora. Julio y agosto son los meses con menor velocidad de los vientos.

Las Lajas. Resumen climático

Período: 1901 - 1970.

Latitud: 38º 32'. Longitud: 70º23´. Altitud: 713 metros.

 

E

F

M

A

M

J

J

A

S

O

N

D

 

  

Precipitaciones

9,2

8,1

9,9

16,6

34,5

37,8

30,6

26,0

15,9

12,1

8,9

7,4

217,0

Temperatura Media

19,7

18,5

15,6

11,4

7,8

5,0

4,8

4,7

7,0

12,0

15,5

18,1

11,7

T. Máxima Media

28,9

28,3

25,2

20,8

15,7

11,8

11,8

13,6

16,7

20,7

24,2

26,8

20,4

T. Mínima Media

10,5

9,0

6,7

3,2

1,2

-0,5

-1,3

-0,6

1,1

3,6

6,6

9,0

4,0

T. Máxima Absoluta

39,2

40,0

37,0

33,0

30,5

25,6

24,2

29,5

32,4

33,1

37,6

39,7

40,0

T. Mínima Absoluta

-2,4

-1,3

-6,9

-10,2

-11,5

-16,0

-15,8

-13,2

-11,6

-7,3

-4,5

-3,0

-16,0

Humedad Relativa

39

43

47

54

62

69

67

61

56

50

44

44

53

Viento

18,0

14,0

11,0

12,0

13,0

10,0

11,0

13,0

14,0

15,0

16,0

19,0

14,0

Días c/precipitaciones

0,8

1,0

1,5

2,5

4,0

4,5

4,0

3,0

2,0

1,5

1,5

0,6

26,9

Días c/heladas

0,1

0,1

1,4

7,5

13,0

16,1

18,6

17,1

12,3

4,9

1,1

0,2

92,4

 

Fuente: Servicio Meteorológico Nacional.


 

 

 

 

 

 

 

 


Recopilación: Carlos Bustos.

 

 

 

 

 

 

 

 


Recopilación: Carlos Bustos.

 

 

 

 

 

 

 

 


Recopilación: Carlos Bustos.

 

Bajada del Agrio. Resumen climático.

Período: 1993 - 2004

 

 

E

F

M

A

M

J

J

A

S

O

N

D

Año

Precipitaciones

7,7

8,1

12,5

17,4

24,2

32,4

19,4

18,5

16,5

14,8

9,8

6,9

188,2

Temperatura Media

21,9

20,6

17,8

13,0

9,6

6,7

5,9

8,1

10,6

14,8

17,9

21,0

13,6

Temperatura Máxima

31,1

29,8

27,0

21,4

16,7

12,8

12,9

15,3

18,2

22,8

26,1

29,9

21,9

Temperatura Mínima

12,6

11,4

9,1

5,5

3,4

1,4

-0,3

1,5

3,0

6,9

9,2

12,0

6,2

Temp. Mínima Absoluta

0,0

0,0

-2,0

-6,0

-7,0

-9,0

-9,6

-10,4

-5,7

-2,0

-1,0

1,0

-10,4

Días con heladas

0,1

0,2

0,9

4,2

6,9

12,1

18,4

12,0

6,0

0,6

0,3

0,0

61,7

ETP

177,7

137,9

110,2

69,0

45,3

29,0

29,9

44,9

58,2

80,6

122,7

163,9

1069,2

 

7,7

8,1

12,5

17,4

24,2

32,4

19,4

18,5

16,5

14,8

9,8

6,9

 

Suelos

El origen del suelo en esta región es de rocas sedimentarias, a las que se les subordinan las vulcánicas, su relieve es montañoso, predominando un paisaje de serranías, colinas y planicies

El área bajo riego comprende zonas con diferentes tipos de suelos destinados a la producción agropecuaria. La mayor superficie la ofrece la Colonia J. Ignacio Alsina que abarca 796 hectáreas, siguiéndole La Buitrera con 159 hectáreas. Estas dos áreas se encuentran ubicadas sobre una planicie aluvial, apoyadas sobre una placa basáltica impermeable. El suelo agrícola está constituido por sedimentos de rocas volcánicas (cubierta del tipo eólico – aluvio – coluvial), con una profundidad variable que va de los 0,80 a 2 metros sobre la placa mencionada.

Esta zona es apta para el cultivo intensivo de berries, hortalizas, bulbos, etcétera, siempre considerando pautas de manejo que permitan disponer de una adecuada fertilidad para estos cultivos. Es aconsejable la realización de calicatas si se desea producir frutales de pepita o carozo, principalmente para estos últimos y si el sistema de riego elegido es por inundación. Actualmente este área cuenta con 100 hectáreas cultivadas con alfalfa para corte, siendo su principal cultivo.

La Colonia San Demetrio, que cuenta con unas 125 hectáreas sistematizadas con riego y gran parte de Las Lajitas (de menor superficie), cuentan con un suelo agrícola de valle conformado por los sedimentos rocosos antes mencionados, pero con un predominante componente de sedimentación fluvial otorgado por el río Agrio. Este aporte aumenta la presencia de partículas de suelo más finas y disponen de mayor fertilidad. Actualmente el 90% de esta superficie está en producción, se producen berries, frutales,  hortalizas y alfalfa para corte.

La limitante más grave de los suelos tiene lugar en Las Lajas y está determinado por la baja fertilidad y un pH no adecuado para ciertos cultivos como el arándano, que requieren suelos ácidos.

Vegetación

La región cuenta con una vegetación típicamente herbácea – arbustiva, con escasa cobertura total del suelo y está compuesta principalmente por neneo (Mulinum spinosum), cepa caballo (Acaena splendens) y gramíneas esteparias –coirones- (Stipa sp., Poa sp., Festuca sp.) y en algunas lugares se encuentran especies de chacal, palo pichi, yaqui y uña de gato. En las zonas mallinosas predominan los tréboles, poa y otras gramíneas.

 

Bibliografía